5 consejos para elegir una alfombra de cocina

Hoy he pasado unas horas en casa de mi hermana ayudándola a elegir unas alfombras para su nuevo hogar. Me había pedido si podía pasarme “muy rápido” y decirle qué tamaño de alfombra debía usar en su estudio, pero una vez que me hizo entrar en su casa, me hizo elegir alfombras online para su cocina y dos de sus baños

Me encantaría cobrarle por todas las veces que me ha utilizado por mis “habilidades de decoración” (jaja), pero me ayuda demasiado con mis hijos como para que me dé dinero. Supongo que tendremos que llamar a la par. ;o)

De todos modos, ya que tengo las alfombras en la cabeza, he pensado en compartir con vosotros la tendencia de usar alfombras decorativas en la cocina.

Tradicionalmente, las alfombras de cocina se han utilizado más para la función, pero la cocina es un gran lugar para mostrar los estallidos de color y el patrón para jugar un papel decorativo. A veces nos da miedo usar alfombras en nuestra cocina por la preocupación de los derrames y las manchas, pero las alfombras pueden añadir mucha calidez y carácter a tu cocina.

Las alfombras no sólo pueden aportar comodidad a tus pies en la cocina según Modrego Interiors, sino que también pueden hacer que el suelo de tu cocina sea menos resbaladizo.

AQUÍ TIENES ALGUNOS CONSEJOS QUE DEBES TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR UNA ALFOMBRA PARA TU COCINA:

  • La durabilidad es la clave a la hora de elegir una alfombra para su cocina. Elija alfombras de tejido plano que se puedan limpiar y sean duraderas, como las de lana o las de hilo acrílico, adecuadas para su uso en interiores y exteriores.
  • Elija una alfombra que sea colorida o que tenga un diseño intenso para ayudar a ocultar esas inevitables manchas que se producen en el entorno de la cocina.
  • Si su alfombra no tiene un reverso antideslizante, asegúrese de colocarla encima de un cojín antideslizante para mantenerla en su sitio.
  • Cuando coloque una alfombra delante del fregadero, considere la posibilidad de utilizar un cojín de alfombra más grueso debajo para añadir algo más de comodidad a sus pies y piernas cuando esté de pie para lavar los platos.
  • Cuando mezcles colores, recuerda la regla 60-30-10: mantén el 60% de la decoración en el color dominante de la habitación (normalmente el color de las paredes o de los armarios).
  • El siguiente 30 por ciento es el color de acento principal y el 10 por ciento restante es un color de acento adicional, que puede incorporar fácilmente a la habitación con accesorios decorativos. Siguiendo esta regla, elija una alfombra que recoja su color secundario para coordinar bien con la paleta de colores existente en la cocina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *