Estrategias para aprender a leer más rápido

Todo el mundo sabe lo que se siente al leer un libro tan bueno que no puedes dejarlo: saboreas cada palabra de la página y puedes recordar citas de los pasajes de memoria. También sabemos lo que se siente al leer un libro de texto árido y aburrido y darnos cuenta de que, de repente, hemos “leído” 6 páginas más y ni siquiera recordamos de qué iba.

Sólo hay una cosa que es diferente de esos dos escenarios de lectura, y es el entusiasmo. El entusiasmo impulsa nuestro interés, nos permite concentrarnos y absorber más de lo que leemos, lo que nos permite leer más rápido y recordar más del contenido.

Puede ser difícil entusiasmarse con la lectura de un montón de texto (a menudo aburrido), que generalmente requiere más tiempo, estrés mental y notas desenfocadas sobre el tema. Por eso te entregamos estas estrategias de www.librosgratisxyz.info para cambiar y mejorar tu forma de leer y recordar la información.

Escanear en busca de palabras clave

En lugar de pronunciar las combinaciones de letras que juntamos para formar las palabras y leerlas todas individualmente, céntrate en cómo se mueven tus ojos por la página. Centrarse en lo que ven sus ojos le ayudará a aumentar su velocidad de lectura. Básicamente, queremos que primero escanees el contenido hasta que tus ojos se fijen en una palabra o tema que te interese.

Desde el primer día nos han enseñado a leer todas las palabras de una frase y de un párrafo, pero este proceso es tan largo y agotador. En realidad, sólo necesitamos leer los sustantivos y los adjetivos para entender la idea principal de una frase; los verbos, los adverbios y otras partes de la oración suelen ser innecesarios cuando sólo se trata de obtener la información básica y más importante.

Puede ser difícil acostumbrarse a este truco, pero lo harás siempre una vez que lo hayas aprendido. Resaltar estas palabras y frases clave también es una gran idea para repasar el texto.

Saltearse el texto

Lee primero la primera y la última frase de un párrafo. Esto puede ahorrarte mucho tiempo si la primera frase de un párrafo introduce un tema que ya conoces. Así sabrás que no debes perder el tiempo leyendo el párrafo en su totalidad y podrás pasar al siguiente.

Haz que sea relacionable

Nuestro cerebro almacena cada cosa que leemos, sólo que no sabemos que está ahí porque la mayor parte va a nuestro subconsciente. Debido a esto, puede ser difícil recordar un tema o un hecho interesante que hayas leído previamente. Para recuperarlo mejor, te recomendamos que relaciones lo que lees con algo que ya conoces, como una experiencia personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *